Etiqueta: screenfetch

Boletín Diciembre 2023: ¿Se demoró el lanzamiento?

Para finalizar el año, voy a contarles un poco como surgió Quirinux y por qué se ha demorado tanto su lanzamiento (o por qué parece que se ha demorado). Primero, algunas noticias bien técnicas, como para no perder la costumbre y aunque quizás sólo los programadores sabrán entender lo que diré a continuación, la alegría amerita: en el día de ayer, envié un pull request al equipo de desarrollo de Screenfetch, para que se incorpore Quirinux, junto con una versión ASCII de su logotipo, a su catálogo de reconocimiento y me honra decir que mi aporte fue incorporado de forma prácticamente inmediata. Agradezco al equipo de desarrollo de Screenfetch por esta incorporación, que no deja de ser un reconocimiento para Quirinux (seguro algún día también figuremos en Distrowatch).

Quirinux en Screenfetch

Quirinux en Screenfetch CC BY-SA 4.0

 

Screenfetch es una utilidad de terminal de Linux que sirve para identificar de forma local, entre otras cosas, el sistema operativo que un ordenador está ejecutando. Esta utilidad no incorpora todos los sistemas existentes, ni todas las propuestas que se envían, sino aquellas de algún modo verificadas (Ubuntu, Mint, etc). Y aunque hoy se cumplen 3 años, 9 meses y 23 días desde el lanzamiento de nuestra última versión estable, el proyecto Quirinux está mas vivo que nunca tal como puede apreciarse en las noticias de este blog y en las entrevistas y charlas que he concedido a lo largo del tiempo. El reconocimiento de Screenfetch  se suma al del Censo Oficial de Debian y al artículo en constante evolución redactado y mantenido por la comunidad en Wikipedia.

Así es: Quirinux vive, existe, y sin embargo Quirinux aún no salió… por eso, como anticipé al comienzo de este artículo, creo que este fin de año es un gran momento para revelar la incógnita que usuarios y medios de prensa me han formulado en reiteradas oportunidades…

¿Por qué se demora tanto el lanzamiento de Quirinux?

Aunque la pregunta debería ser…

¿Se demoró el lanzamiento?

En realidad parece que el lanzamiento se demora, aunque sólo porque el mismo fue anunciado y vengo contando avances, sin embargo nadie me preguntó cuanto tiempo me llevó desarrollar la versión anterior, lanzada en 2019.

La primera versión de Quirinux, que hoy podemos considerar más  «Piloto» que «estable», si bien fue lanzada en 2019, comenzó a desarrollarse en 2015, Es decir, requirió 4 años de desarrollo, sólo que nadie sabía que Quirinux iba a existir, por lo que nadie estaba esperándolo y aquel tiempo no se consideró una «demora».

Yo había hecho Quirinux para resolver una problemática personal y no había evaluado de antemano la posibilidad de compartirla: se trató de una herramienta que hice para filmar mi propia tesis audiovisual en IDAC, la escuela donde estudié cine de animación (y donde luego di clases, utilizando Quirinux). Cuando comencé a hacer Quirinux… ni siquiera se llamaba Quirinux. A decir verdad no tenía nombre, aunque estuve a punto de llamarlo «Debtoon» (fusión de «Debian» y «Cartoon», por estar basado en Debian y por servir para hacer caricaturas). En un principio Debtoon servía para ejecutar sin problemas el paquete Adobe CS3 bajo Linux, aunque pronto comprendí que ese no era el camino correcto (ni legal) y fue así como hice varias modificaciones hasta convertirlo en el Quirinux que finalmente di a conocer.

Luego de asistir a una charla sobre software libre dada por el maestro Ernesto Bazzano (o simplemente «Bazza»), quien usaba Synfig, Blender y Linux Mint, me di cuenta que no era el único loco que estaba dispuesto a utilizar software libre para estos fines y que quizás lo que yo había hecho podía ser útil para más gente. Decidí crear un sitio web y liberarlo, con el nombre Quirinux, que se me ocurrió en homenaje a Quirino Cristiani, pionero de la animación Argentina y Linux, por supuesto. En un principio, el sitio de Quirinux fue alojado en el servidor neocities.org y debido a la inesperada gran cantidad de descargas, necesité migrarlo a un servicio de pago cuyos recursos tampoco fueron suficiente en aquel momento. Fue entonces cuando comprendí que tenía que llevar el proyecto un paso mas allá.

La primera versión de Quirinux tenía grandes errores que impedían su evolución en manos del desarrollo comunitario. En programación, puedes crear una herramienta que sea útil para tí y para los demás, aunque por dentro reine el desorden y el caos. Sin embargo, si quieres liberar esa herramienta bajo una licencia libre como la GPL para que más gente pueda aportar sus contribuciones de código, necesitas respetar ciertos estándares. Es decir: los demás programadores tienen que encontrar las cosas fácilmente, lo que se logra poniendo las cosas en los lugares esperables, y tienes que documentar bien. Luego de largas conversaciones vía Telegram con mi amigo Javier Obregón comprendí que tenía que ordenar bastantes cosas por lo que iba a ser necesario reescribir casi todo desde cero para que Quirinux se convirtiera en un proyecto serio en verdad.

Aunque Quirinux se basa en Debian, tiene varias aplicaciones propias que hacen que sea distinto instalar Quirinux a instalar Ubuntu Studio por ejemplo, me refiero al  «valor agregado» . Algunas de estas herramientas estuvieron presentes en aquella versión piloto, aunque sólo en castellano. Iba ser necesario traducirlas. Además, la forma antigua de actualizar Quirinux (que llegó hasta la versión 1.3) era por medio de parches que había que descargar desde internet… esto no era práctico, por lo que iba a ser necesario crear un repositorio de software online, que pudiera ser manejado desde una utilidad de actualización (como tienen otros sistemas operativos) y para esto necesitaría montar un servidor, en lo posible propio (como finalmente fue). Los programas desarrollados por terceras partes ajenas a mí y a Debian también iban a tener que poder ser actualizados por medio de ese repositorio, por lo que tuve que empaquetarlas e incluirlas allí, esto llevó muchísimo tiempo. Y hubo también un tiempo considerable destinado al desarrollo web: el nuevo foro, este blog y la página web (que aún no hemos publicado).

Luego vinieron las pruebas y mejoras a los programas ya existentes, que incluyeron otra pull request memorable y aceptada, entonces, por el equipo de Tahoma2D en la que rediseñé la interfaz gráfica pestaña de StopMotion, además de largos periodos de pruebas con hardware real de fotografía y mejoras y documentación dedicados a Tahoma2D, Huayra-Motion y TupiTube Desk, utilidades que Quirinux 2.0 va a incorporar de forma preinstalada. La idea de Quirinux siempre ha sido ofrecer herramientas estables y confiables y eso es algo que lleva bastante tiempo verificar.

Todo este trabajo permitirá que las próximas versiones de Quirinux sigan más de cerca los lanzamientos oficiales de su distribución madre Debian, adoptando siempre que sea posible la actualización permanente desatendida y la buena noticia es que 2024 será el año del lanzamiento oficial. Brindo por ello, tengan todos/as muy felices fiestas 🙂

 

Updated: 1 de enero de 2024 — 11:29